OPINIÓN

Vuelve el fantasma del Islam tras el apuñalamiento de Salman Rushdie

El verano es el tiempo  en el que los criminales ordinarios oficiales y heterodoxos comente sus delitos.  El 31 de julio de este año fue liquidado o asesinado sin juicio previo Aymán az Zawahirí lo que es absurdo desde un punto de vista pragmático. Sería muy intereasante conocer la acusación y la defensa del egipcio. ¿Se imaginan a un Bin Laden sentado en el banquillo? ¡Qué sorpresas depararían las relaciones de la familia Laden y Bush! ¿Por qué no se juzgan a los criminales, a todos, inclusos a aquellos que desde los Estados propiciaron la invasión de Irak, Libia, Siria u otros lugares que causaron y causan un desastre humano, político y social?

Vuelve el islam y los musulmanes en época estival; no hay religión más totalizadora y traumática en el imaginario. Basta con que un criminal que profese el islam ataque o mate a un miembro de la cultura global para que una cascada de epitetos se precipiten sobre los musulmanes completamente hastiados de tener que justificar a desnortados desconocidos en situaciones absurdas. ¿Se imaginan que los musulmanes apuntaran a los cristianos dispensacionalistas (por creyentes cristianos) que callan y apoyan las políticas sionistas donde miles de niños y niñas son asesinados en Líbano, Libia, Palestina, Iraq, Yemen o Siria? Es completamente ridiculo hablar de terrorismo cristiano como lo es hablar de terrorismo islámico o budista. No puede ser (una religión) terrorista por el móvil que motiva el acto o la intención del individuo. Las creencias fundamentan la paz y la prosperidad. Son instrumentos, más allá de lo utilitario, intelectuales y de fe, que trascienden a sus usuarios e intérpretes.

Las mayores atrocidades de la historia se han producido por estados aconfesionales o ajenos al hecho religioso: Primera Guerra Mundial, Segunda Guerra Mundial, Corea, Vietnam, Irak….y una infinidad de lugares agredidos y violentados en nombre de una razón de Estado o de una dinámica imperial desprovista de un corpus metafísico superior. Por otro lado, es tentador que tras la humillación del contrario surga un profundo desprecio por la religión que profesa.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: